Las funciones de un delegado de protección de datos

91 407 33 56
Las funciones de un delegado de protección de datos

Cada vez son más las empresas que saben que deben contratar a un delegado protección de datos en Madrid centro. Pero todavía quedan dudas sobre esta figura y sus funciones.

La figura del delegado de protección de datos en Madrid centro se hizo obligatoria con la entrada en vigor del RGPD. Sin embargo, nuestra vigente Constitución ya previó la limitación del uso de la informática en su artículo 18.4.

Para garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos, la legislación comunitaria ha optado por crear la figura del DPD (Delegado de Protección de Datos), un profesional al que se le exige determinada preparación. Las funciones del DPD, en líneas generales, son las siguientes:

1. Asesoría: el DPD debe ayudar al responsable a evaluar el impacto de las operaciones de tratamiento de datos personales. Además, el responsable debe justificar toda medida que tome en contra de la opinión del DPD.

2. Control: el DPD debe ayudar al responsable del tratamiento a cumplir el reglamento en su integridad. Esta función se extiende más allá de la mera asesoría en evaluaciones de impacto.

3. Cooperación: el DPD no se vincula solo al responsable, sino que debe cooperar con la autoridad de control (en España, la AEPD).

Estas funciones se detallan en el artículo 39 del RGPD, si bien cada responsable puede extenderlas. El artículo 47 también faculta a la AEPD para dictar normas corporativas vinculantes.

También establece el RGPD que tales funciones deben cumplirse atendiendo a determinados principios de proporcionalidad.

Así las cosas, no es de extrañar que se exija a los DPD una formación jurídica específica. Ese es el motivo por el cual las empresas deberían tener mucho cuidado a la hora de elegir a sus delegados de protección.

En Ángeles Moreno Fernández contamos con personal especializado, para ayudar a tu empresa si necesita un DPD.

haz clic para copiar mailmail copiado